PASQUIN POLITICO COLOMBIANO

ESTE ES UN BLOG CREADO POR RICARDO PARA QUE TODOS, TANTO NATIVOS COMO EXTRANJEROS, CONOZCAN ALGO DE LA REALIDAD DE NUESTRA BELLA PATRIA COLOMBIANA. TE INVITAMOS A QUE DEJES TUS COMENTARIOS SOBRE LOS ARTICULOS QUE ENCONTRARAS AQUI

jueves, 29 de septiembre de 2011

YESID RAMÍREZ HABRÍA RECIBIDO PAGOS DE LA MAFIA


Por Ricardo Puentes Melo
Septiembre 29 de 2011
Yo siempre he dicho con humildad, y me sostengo en eso, que la ingenuidad colombiana, o nuestra incapacidad de reacción, es solamente comparable al descaro de nuestros gobernantes, jueces y fiscales.
Todos los días se destapan cosas terribles, pruebas de la corrupción de quienes deberían ejercer pulcritud y justicia, y no sucede nada. Pareciera que al nacer, a cada colombiano le hubieran entregado un pote gigantesco de vaselina para ser usado a diario con el fin de hacer menos dolorosa la realidad.
Tenemos de candidato a alcalde de Bogotá a un terrorista indultado, partícipe de los más terribles e inhumanos crímenes cometidos contra los colombianos, inhabilitado constitucionalmente para ser candidato pero habilitado por el CNE, y quien usa con descaro el lema: “Bogotá Humana ¡YA..!” Un matasiete, un rufián capaz de idear y llevar a cabo los más siniestros delitos, clamando por una “Bogotá Humana YA”. Y lo peor: el terrorista indultado tiene miles de seguidores, según dicen las encuestas.
Tenemos de presidente a un hombre que fue precursor del despeje en el Caguán, que intentó negociar secretamente con el ELN, que andaba de cacerías de patos por tierras cordobesas, que se reunió con guerrilleros para planear conversaciones de paz lesivas para Colombia, que atacó al ejército con saña mientras fue ministro de Defensa, y que traicionó a 9 millones de votantes que esperaban la continuación de la Seguridad Democrática, pero que recibió a cambio la entrega del poder en manos de los enemigos de esa política.
Tenemos de ministro del Interior a un hombre seriamente cuestionado, denunciado ante la Corte Suprema de Justicia por haber recibido dineros de la mafia en su campaña política. Y también aficionado a la caza de patos con el jefe paramilitar Mancuso, según aseguró el presidente Álvaro Uribe Vélez, quien jamás habla si no tiene las pruebas en la mano.
Tenemos a una Corte Suprema de Justicia receptora de favores de la misma mafia, agasajada con paseos y recepciones de peligrosos narcotraficantes y paramilitares, que no hace nada contra éstos, pero si envía a la cárcel a quienes los combatieron, acusándolos –qué infamia- de ser, precisamente, sus cómplices y auxiliadores.
Dentro de esta Corte Suprema, también hay que decirlo con mayúsculas, existen magistrados honestos. Pero éstos son una risible minoría en comparación con ese monstruoso híbrido de múltiples tentáculos mafiosos en que se ha convertido la otrora respetabilísima institución.
Recordemos que cuando el presidente Álvaro Uribe decidió extraditar a varios jefes paramilitares, la Corte Suprema -esa misma Corte que recibió de manos de Macaco millones de dólares para que se nombrara a Iguarán como Fiscal- se opuso a que los paras fueran enviados a Estados Unidos para ser juzgados por delito de narcotráfico.
Yesid Ramírez Bastidas, ex presidente de la Corte Suprema de Justicia
Muchos no entendieron esa oposición, dado que la CSJ tenía cierta afección por políticos relacionados con las FARC, como Piedad Córdoba, pero no por otros relacionados presuntamente con “paras” a quienes se conectaba equivocadamente con la “derecha” colombiana. Lo cierto es que muchísimos jefes “paras” eran más cercanos a las FARC y el Partido Comunista, que lo que se quiere reconocer. Pero no hay que olvidar que Carlos Alonso Lucio, guerrillero marxista del M-19, y esposo de la hoy Fiscal Vivián Morales, fue asesor de los grupos paramilitares. De esos mismos grupos que hoy quieren meter en la cárcel al equipo de quien los extraditó: Álvaro Uribe Vélez.
Pues bien, ha llegado a nuestras manos, de manera anónima, un recibo de Caja Menor que nos causó mucha conmoción.
Es un recibo por valor de UN MIL CIEN MILLONES DE DÓLARES (que algunos interpretan como UN MILLÓN CIEN MIL DÓLARES, pero que en el recibo está como U.S 1.100.000.000, aparentemente para confundir) entregados a la señora Luz N. Ramírez Bastidas, el día 18 de abril de 2009.
Copia del recibo del supuesto pago de "cero 6" al entonces magistrado Yesid Ramírez
Luz N. Ramírez Bastidas es, nada más ni nada menos, que hermana del exmagistrado y presidente de nuestra Corte Suprema de Justicia, Yesid Ramírez Bastidas, según lo informaron Jaime Restrepo y Aníbal guerra, en su programa Punta de Lanza(http://www.youtube.com/watch?v=c7j-mtye6wM&feature=player_embedded) .
El concepto de ese pago es, según el recibo, “Préstamo Parcial Cuenta Trámite Judicial. Juan Carlos Rivera Ruiz
Y aquí siguen las sorpresas. Juan Carlos Rivera Ruiz es alias “06”, un temido y poderoso narcotraficante del grupo de Cali, sucesor de Luis Enrique Calle Serna, alias “Comba”, fue “capturado y sometido a un trámite para extraditarlo”, según lo informa el abogado Restrepo, quien va más allá y dice que hay información de que este narcotraficante habría pagado una cifra exorbitante (9 millones de dólares) para no ser extraditado, y que este recibo haría parte cinco pagos hechos por ese concepto.
Durante varios meses, periodismosinfronteras.com intentó comunicarse con el ex magistrado para conocer su opinión acerca de este recibo, pero no fue posible encontrarlo. Nuestro equipo no pudo avanzar más allá en esta investigación.
Pero el programa Punta de Lanza, de Jaime Restrepo y Aníbal Guerra, si avanzó y pudieron ahondar mucho más en el tema; tanto, que decidieron denunciar este hecho pública y penalmente.
Esperamos que la Fiscalía General de la Nación, la Procuraduría general y la Comisión de Acusaciones de la Cámara investiguen este asunto y verifiquen la autenticidad de la firma para corroborar si realmente se trata de la rúbrica de la hermana del ex presidente de la Corte, Yesid Ramírez Bastidas.

martes, 27 de septiembre de 2011

ANULEN EL PREMIO A HOLLMAN MORRIS, UN CÓMPLICE DE LOS TERRORISTAS DE LAS FARC



 
Hollman Morris y Claudia Julieta Duque, del Colectivo Alvear Restrepo y periodista difamadora del presidente Uribe
Carta abierta al Premio Internacional de Derechos del Hombre de Nuremberg, Alemania
Paris, 25 de septiembre 2011
Estimados señores del jurado,
Su ciudad, estigmatizada durante tantos años en la memoria de los pueblos por su apoyo al Tercer Reich, acaba de coronar, con su premio internacional de los derechos del Hombre, a un cómplice de otro fascismo, el de las FARC de Colombia: Hollman Morris.
En nuestra condición de periodistas especializados en el estudio del país andino, les pedimos que, a partir de la evidencia que aquí les proporcionamos, tengan la amabilidad de anular indefinidamente el premio que le acaban de conceder a un agente de una organización clasificada como terrorista por la Unión Europea por sus innumerables atrocidades y por sus numerosos secuestros de civiles.
Bajo la etiqueta de periodista defensor de los derechos del Hombre, este colombiano ha demostrado su bajeza al darle apoyo encubierto a las FARC, como lo demuestran los siguientes hechos:
Hollman Morris se atrevió, con micrófono y cámara en la mano, a arrancarle confesiones bajo amenazas a cuatro rehenes de las FARC (tres policías y un soldado) antes de su puesta en libertad el 1 de febrero de 2009. Ningún medio de información estuvo autorizado para ir al lugar de esa liberación, so pena de poner fin al acuerdo entre el gobierno y los terroristas. Sin embargo, Hollman Morris fue enviado en secreto a ese lugar por sus amigos de la guerrilla.
Bajo la amenaza de ser ejecutados o no ser liberados si no hablaban bien de sus captores, los cuatro rehenes fueron obligados a recitar frente a Morris el texto exigido por los terroristas. El indigno galardonado registró esa tragedia sin decir una palabra. Cuando ese acto infame fue descubierto, gracias a la valentía de los cuatro ex rehenes cuando regresaron a la libertad, Morris dijo que había tomado esas declaraciones sin la intención de darlas a conocer. Él mentía. Hollman Morris le propuso ese video a la cadena de televisión Al Jazeera contra 3.000 dólares. Este canal rechazó la oferta como lo reveló la revista colombiana Semana.
Les adjuntamos una copia de cartas que los cuatro rehenes liberados enviaron el 3 de febrero de 2009. Una fue enviada a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Washington. En ella dicen: “… las declaraciones que dimos al mencionado periodista (Hollman Morris) estando secuestrados no fueron obtenidas con nuestro libre consentimiento, por el contrario, fueron producto de amenazas de muerte y de continuar en cautiverio, hecho claramente conocido y aprovechado por él, razón por la cual consideramos que es nuestro derecho solicitar que no sean divulgadas públicamente sin nuestra autorización”. La otra carta, enviada a Antoine Schwarz, presidente de Radio France International, dice: “Fuimos obligados por nuestros captores a brindarle una entrevista a un reportero perteneciente a Radio Francia Internacional” (…) “nos amenazaron con no devolvernos a la libertad e incluso con asesinarnos, si no contestábamos a las preguntas de los periodistas en la forma en que ellos querían”.
Su indigno laureado nunca desmintió tales pruebas, ni ha respondido a nuestras preguntas sobre este tema que es un insulto para nuestra profesión. “Tu complicidad comprobada con la barbarie me repugna, si mantienes tal silencio. Tu usurpas el papel del periodista cuando lo confundes con el de portavoz de una causa terrorista”, le escribió uno de nosotros, sin respuesta de su parte, al día siguiente de ese escándalo.
Frente a esta negación de la verdad, nosotros alertamos entonces a la ONU y a la OEA sobre el caso Hollman Morris, sin resultado, lamentablemente. Ello le permitió a ese individuo, quien tenía hasta el año pasado prohibido entrar a los Estados Unidos, beneficiarse hace unos meses de una beca de la Universidad de Harvard, ¡antes de vuestro voto en su favor!
Una investigación realizada en 2009 por el semanario colombiano Cambio confirmó la complicidad de su indigno galardonado con los terroristas, como lo muestra el intercambio de correos electrónicos entre Hollman Morris y Raúl Reyes, el Nº 2 de las FARC, abatido en 2008 por el ejército colombiano, encontrados en los computadores incautados de Reyes, cuyo contenido fue validado por Interpol.
La estrecha relación entre este pseudo-periodista y los terroristas es evidente. Morris le da el tratamiento amistoso de “viejo” al comandante de las FARC Rodrigo Granda en un correo electrónico. Morris se convirtió en intermediario de los terroristas según los correos electrónicos de Reyes. Este lo acreditó, el 21 de abril de 2004, para promover una reunión entre él y el embajador de Francia en Colombia Daniel Parfait.
En un correo electrónico a la guerrilla, Morris anuncia que se propone llevar a cabo “un documental que sería transmitido por las principales cadenas de Europa con buena publicidad. Tengo contactos que me lo garantizan. Recuerda que en momentos de crisis fue suficiente un buen filme o una buena foto o un buen documental para llevar a la frágil opinión pública a exigir los acuerdos” con las FARC para el canje de rehenes contra la excarcelación de los rebeldes. ¡Hollman Morris abandonó así su papel de testigo para convertirse en consejero de la guerrilla!
Por último, pero no lo menos importante, Hollman Morris ha sido acusado públicamente por Fernando Londoño, ex ministro del Interior y de Justicia de Colombia, de haber “comprado testimonios en la región de Urabá (norte de Colombia) para acusar a los militares de ser los responsables de la desaparición de una persona, la cual resultó estar viva”. Su indigno galardonado nunca respondió ante los tribunales y la justicia colombiana se hizo la sorda. Incluimos el link que permite ver el documental falso y las revelaciones del falso hombre “desaparecido”.
Reiteramos respetuosamente, en nombre de la verdad, nuestra petición de que su jurado revoque la atribución de ese premio a alguien que no es digno de llevar el nombre de defensor de los derechos del Hombre, por ser cómplice de quienes violan esos derechos en Colombia.
Si ustedes desean verificar e incluso investigar lo que Hollman Morris ha hecho y las acusaciones que existen  contra él en Colombia, los invitamos a revisar la documentación que ponemos a su disposición mediante los siguientes link:

LAS MENTIRAS DE HOLLMAN MORRIS CONTRAVIA


EN ESTE VIDEO SE MUESTRA COMO ESTE SEÑOR HOLLMAM MORRIS SE VALE DE MENTIRAS PARA ENGAÑAR NO SOLO AL PUEBLO SI NO A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

¿LOCOMOTORA O TRENCITO?


PorRafael Nieto Loaiza
Septiembre 25 de 2011
Este país está lejos de ser el país minero o petrolero que algunos creen. Hay sí un boom de precios, pero no hay aumentos sustantivos en la producción ni grandes y nuevos proyectos. Y lo poco que puede mostrarse, un anuncio de expansión en Cerrejón y el proyecto de MPX, es arrastre del gobierno Uribe. 
El sector es más un trencito medio desvencijado que a la locomotora del desarrollo que Santos quisiera. Hasta el momento, todo conspira contra su futuro. Por eso no hay inversiones nuevas y en cambio abundan los temores. Veamos:
No hay política minera. El Gobierno tiene directrices contra la minería ilegal, pero nada más allá de eso. No se sabe cuáles son los objetivos, prioridades, planes y programas para impulsar la industria.
La institucionalidad que regula es frágil, está fracturada y en transición. Hay incertidumbre sobre cómo se manejará el crítico asunto de las licencias en el nuevo Ministerio de Medio Ambiente. Habrá que ver si desaparece la pugna con la Consejería Presidencial. Y tampoco son claras las reglas de juego con las corporaciones autónomas que, además, serán transformadas. Por el otro lado, Ingeominas será, pero aun no es, la Agencia Nacional de Minería.
Las prometidas locomotoras de Santos parecen más un trencito desvencijado
No hay ninguna claridad sobre cuáles son las zonas de exclusión ni cómo deben manejarse aquellas que no lo eran y sobre las que se extendieron títulos de exploración. Se sabe que no puede haber actividad en los páramos, pero éstos están por definirse y, aun más importante, por delimitarse en cada caso individual. Las zonas campesinas, en las que sólo podría haber actividad agropecuaria, se ciernen como una enorme sombra. Y los parques regionales, que deberían tener un exclusivo propósito de protección medio ambiental, se usan políticamente para frenar iniciativas mineras.
Las normas jurídicas que regulan el sector están en entredicho. Se cayó el código minero y aun no se empieza a socializar el nuevo proyecto que, según la Corte Constitucional, debe pasar por el tamiz de las consultas con indígenas y afros. Y hay quien se pregunta si alguna jurisprudencia reciente no ha convertido estos mecanismos en un poder de veto para esas comunidades. Además, el equipo del Ministerio del Interior para atender la demanda de consultas es débil e insuficiente y los trámites son demoradísimos.
Calcular los costos económicos de un proyecto es imposible. Viene una reforma tributaria y cursan un par de iniciativas para cambiar el cálculo  de regalías. No se sabe cuál es la posición del gobierno. Además de regalías, el sector paga renta y patrimonio y casi todo hace contribuciones adicionales al Ministerio de Defensa. Si la discusión no tiene una mirada integral y más allá de la coyuntura de precios, el país dejará de ser competitivo.
Porque no sobre recordar que la infraestructura de carreteras es malísima, la ferroviaria no existe y la de puertos es insuficiente. Y que la seguridad viene deteriorándose. Hay tres contratistas chinos secuestrados, otros tres fueron liberados antes de ayer y Ecopetrol debió cambiar de lugar una instalación del oleoducto Bicentenario porque la Fuerza Pública no pudo asegurar el área.
Si todo ello no fuera insuficiente, hay un ambiente negativo en la opinión pública y el ambiente laboral está enrarecido, como lo prueba la crisis en Puerto Gaitán. Los nuevos ministros de Minas y Medio Ambiente son profesionales bien formados, competentes y con experiencia previa en el sector público. Tendrán un desafío formidable.

CARTA DEL ABOGADO DEFENSOR DE PLAZAS VEGA A EL ESPECTADOR



Abogado Jaime Granados
25 septiembre 2011
En relación con su editorial del día 16 de septiembre de 2011, titulado “Batalla judicial en los medios”, en mi condición de abogado defensor del coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega, es menester realizar varias observaciones:
1.- El caso del Palacio de Justicia es de interés nacional y desde el inicio del mismo los medios de comunicación han informado ampliamente de su desarrollo y novedades. Cosa distinta es que en los últimos meses dichas novedades tienden a ratificar la absoluta inocencia del coronel Plazas Vega y que aquellos que lo quieren ver condenado ahora se lamentan de la amplia difusión de esas informaciones, a pesar de que en el pasado eran ellos los primeros que corrían a suministrar la información que a sus intereses les convenía.
2.- El medio de comunicación que Ud. dirige cayó en la trampa de hacer eco de la información con el punto de vista o bajo el interés que le convenía a uno de los extremos del presente proceso, esto es, Fiscalía y parte civil. A pesar de que le solicité formalmente, en varias ocasiones, contrastar tales informaciones con la defensa del coronel Plazas Vega, tan sólo en una oportunidad fue escuchada mi voz. La norma siempre fue que las noticias se emitían bajo la óptica de la Fiscalía y de la parte civil, con el fin de crear un ambiente adverso hacia mi defendido.
3.- Reiterarle que el testimonio del supuesto Édgar Villamizar era la única prueba directa, de cargo, en contra del coronel Plazas Vega; dicho de otra forma, era el único que con nombre propio lo señalaba, lo acusaba. Los otros testigos que acusaban a mi defendido eran tan de baja credibilidad, tan acreditados mentirosos (señores Ricardo Gámez Mazuera y Tirso Sáenz Molina), que no fue posible el recurso a éstos para efectos de la sentencia condenatoria. El resto de la probanza utilizada para condenar a mi defendido es indiciaria, circunstancial, no directa. Claro está, si Ud. se hubiera tomado el trabajo de escuchar una versión distinta a la de la juez que emitió esa antijurídica sentencia, habría tenido mayor ilustración sobre el asunto y no hubiera hecho eco de falsedades como las siguientes:
—“… La juez del momento encontró culpable al coronel, entre otras, por las siguientes razones: fue quien comandó la operación de retoma del Palacio, dirigió él mismo el tema de los rehenes y manejó lo sucedido en la Casa del Florero, lugar al que fueron conducidos todos, pero no todos aparecieron después…”. El coronel Plazas Vega no comandó el operativo de recuperación del Palacio de Justicia, su responsable fue el general Jesús Armando Arias Cabrales; ello está acreditado hasta la saciedad y así, por ejemplo, se reconoció en la sentencia contra éste último. Tampoco comandó o dirigió la actividad de la Casa del Florero; ello fue responsabilidad del B-2 o Inteligencia del Ejército Nacional. La versión de que mi defendido fue el comandante del operativo y responsable de la Casa del Florero es un infundio de sus detractores, ansiosos de cobrarse venganza por el “defendiendo la democracia, maestro”. No se olvide de que esa ansia de venganza conllevó una campaña de calumnias en su contra, como la de Gustavo Petro diciendo que el coronel Plazas Vega había estado presente en sus torturas, en momentos en que realmente mi defendido estaba en España.
—“… Lo que sí se sabe es que esta misma carta ha sido usada por la defensa de Plazas Vega en ocasiones anteriores: ya la fiscal del primer proceso, Ángela María Buitrago, fue investigada por haber usado un presunto testigo falso y fue librada de todo cargo por parte de la Fiscalía…”. Sepa Ud. que la doctora Buitrago en estos momentos se encuentra bajo indagación preliminar por los hechos relativos al testigo Villamizar y no ha sido “librada de todo cargo”, hecho que (considerando su costumbre de no escuchar el punto de vista de esta defensa) puede Ud. corroborar con la Fiscalía Primera Delegada ante la Corte Suprema de Justicia, que adelanta dicha indagación en contra de la exfiscal. Sepa Ud. que antes de que apareciera el verdadero ciudadano Villamizar, esta defensa ya había puesto en tela de juicio la realización de esa diligencia y así se consignó en nuestra apelación, hecho igualmente reconocido por el juzgado que adelantó el proceso contra el general Arias Cabrales en los siguientes términos: “… dicha prueba resulta ineficaz, toda vez que no se aviene a los postulados del debido proceso, erigidos como derecho fundamental por el artículo 29 de la Constitución Política (…) presenta manifiestas irregularidades como carecer de fecha verificable y haber sido suscrito por el deponente de nombre Édgar Villareal. Tales falencias indiscutiblemente generan incertidumbre respecto de la escrupulosidad del elemento de juicio y, más aún, sobre la real identidad del exponente, que en esas condiciones se advierte nebulosa, anomalías que a estas alturas resulta imposible superar como a la postre acaeció a lo largo del proceso…”. Tales dudas, tanto del suscrito como del Juzgado 51, se confirmaron cuando hace su aparición en escena el verdadero Édgar Villamizar Espinel.
No deja de ser paradójico que para los apoderados de las alegadas víctimas, cuando el medio de comunicación que Ud. dirige emite informaciones imprecisas o ambientadas en contra del coronel Plazas Vega, se trata del ejercicio de la libertad de expresión y de información, pero si el general Alejandro Navas opina que mi defendido es un héroe nacional y que lo considera absolutamente inocente, se trata de un acto de intromisión en la administración de justicia.
Finalmente, decirle que venir a reclamar ahora prudencia y no “ceder ante la presión mediática”, después de años de difundir informaciones de acuerdo con el interés de la Fiscalía y de la parte civil, para generar así en la ciudadanía una percepción no ajustada a la realidad de lo que fueron estos luctuosos, en momentos en que se hace evidente la inocencia del coronel Plazas Vega en estos hechos, es muestra del doble rasero que Ud. aplica y que, en mi creencia, es muestra del desasosiego que le genera la posibilidad de ver libre y declarado inocente al coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega.
Jaime E. Granados P. Bogotá.

¿QUÉ ES UNA VÍCTIMA DEL TERRORISMO?


Por Eduardo Mackenzie
19 de septiembre de 2011
¿Qué es una víctima del terrorismo? Hay Estados en el mundo que no saben cómo responder a eso.  Que no quieren responder a eso. Anneta Gadieva sobrevivió al feroz ataque islamista de Beslán, Osetia del Norte (Rusia). El 3 de septiembre de 2004, 32 comandos armados asaltaron un colegio.  El testimonio de Gadieva, ante las 450 personas que asistieron al VII Congreso internacional de Víctimas del Terrorismo, reunido en París del 14 al 17 de septiembre de 2011, fue uno de los más desgarradores. Ella perdió en Beslán a Melina, su bebé de un año de edad. El gobierno ruso nunca quiso reconocer, ni ayudar a esas víctimas. Moscú no sabe qué es una víctima del terrorismo.
Irina Khalay, es otra víctima rusa que habló en París. El atentado de Volgodonsk ocurrió el 16 de septiembre de  1999, cuando un edificio de apartamentos explotó por un carro-bomba. Khalay expresó la misma decepción de Gadieva: nadie escucha a las víctimas en Rusia. Estas se sienten abandonadas y sin ningún reconocimiento. Sin ninguna compasión. No hay siquiera atención médica para los niños que fueron heridos.  No los consideran como víctimas, sino como “personas accidentadas”.
El gobierno ruso ha sido incapaz de sacar las lecciones de lo que  ocurrió en Beslán y no sabe cómo impedir una nueva tragedia similar.  “Los atacantes nos hacinaron en un gimnasio. Éramos 1.127 personas. La mayoría eran jóvenes y niños. Nos trataron como a bestias. Durante las 53 horas interminables no tuvimos ni agua ni comida. Algunos niños bebían sus orines. El calor era horrible. Unos rehenes fueron torturados. Otros recibieron disparos por la espalda cuando trataron de escapar. Les pedí que dejaran salir a mi bebé pero no aceptaron”, contó Gadieva.  Al final del asalto, el balance no podía ser peor: 370 personas muertas, 186 de las cuales eran niños, y 700 heridos, a causa de los tiros, las exposiciones y los incendios. Muchos cadáveres quedaron irreconocibles.
A pesar del odio contra los terroristas, y de la furia ante autoridades tan irresponsables y duras, los sobrevivientes escogieron la vía del derecho, explicaron Anneta e Irina. Las víctimas exigen que la justicia abra verdaderas investigaciones. Las preguntas son muchas. ¿Por qué, por ejemplo, los terroristas de Beslán, buscados por la policía y condenados, estaban en libertad? ¿Cómo pudieron llegar con sus armas y explosivos  hasta la escuela? ¿Cómo los terroristas pudieron instalar sus bombas en varios edificios civiles en la serie de atentados de 1999?  Hasta hoy las víctimas no saben nada. Y peor, no se las quiere oír. El miedo a oír a las víctimas del terrorismo, el miedo a oír la verdad que ellas portan, es enorme en la Rusia de Putin y Medvedev. El único sostén que tienen ellas viene de la comunidad internacional. Las víctimas de los otros atentados en Rusia están en la misma situación. Ellas esperan, sin embargo, que algún día, Moscú les otorgue el estatuto de víctimas.
Como es un país que desde su creación ha vivido en guerra, si no desde antes, Israel es el caso opuesto al ruso: tiene la legislación más avanzada del mundo en defensa de las víctimas del terrorismo. Estas sí son reconocidas y apoyadas, social y oficialmente, como hace ese país con todos sus soldados. Oriella Bliah, directora de One Family Fund, explicó que Israel cubre los gastos de las víctimas de los atentados ocurridos en ese país, sean israelíes o no, y hasta de los turistas. Los niños que quedan huérfanos son nombrados pupilos de la nación y son protegidos y educados. Israel paga hasta las ceremonias de las víctimas que sobreviven, como el matrimonio, etc.
La movilización ciudadana e institucional en España, tras los atentados islamistas del 11 de marzo de 2004 en Madrid, es un ejemplo para el mundo. Esther Saez estaba en uno de los cuatro vagones que explotaron. Fue herida gravemente pero sobrevivió pues recibió atención médica rápidamente. Su recuperación física y espiritual fue muy difícil. El problema es la investigación oficial, dijo ella. “Todavía no se sabe quien puso las bombas y quien pensó y decidió eso. Los trenes y otras pruebas fueron destruidas”, se lamentó. Dos otros oradores, Juan de Dios  Dávila, hermano de una víctima de un atentado de ETA en Madrid, el 21 de junio de 1993, y Begonia Elorza García de Vicuña, madre de otra víctima de ETA en Vitoria, el 22 de febrero de 2000, explicaron la otra preocupación de las víctimas españolas del terrorismo:  hay un retorno de la rama política etarra, gracias a una sentencia inicua de la muy politizada Corte Constitucional española que le permitió a la coalición extremista Bildu participar en las elecciones locales de mayo pasado donde ésta ganó puestos en numerosos ayuntamientos. Sin embargo, el Tribunal Supremo había vetado a Bildu, por ser un reencauche de la ilegalizada Batasuna-ETA. El gobierno de Zapatero fue favorable a la legalización de Bildu y ésta gobierna hoy varias localidades. Por eso, el miedo entre las víctimas de ETA es enorme en el país vasco español.
Tres víctimas norteamericanas del 11 de septiembre de 2001 intervinieron. En Nueva York hubo ayuda directa y rápida a las víctimas. Pero las familias siguen teniendo problemas de atención médica, sobre todo para algunos miembros de los equipos de rescate, que desarrollaron enfermedades tras esa labor. Nancy Aronson, quien perdió un familiar en esos atentados, habló de la creación de asociaciones de víctimas y de los esfuerzos por hacerse escuchar ante la comisión oficial de investigación del 11 de septiembre, no siempre con éxito.
Atentado a las Torres Gemelas en New York
La abogada Isabelle Teste señaló que Francia sí reconoce la calidad de víctima del terrorismo y que abre una investigación penal tras cada atentado. “Hay un esfuerzo en Francia por buscar la verdad de esos hechos”, agregó. La víctima puede impulsar o no el proceso, pues  “hay audiencias que son devastadoras para ellas por la confrontación con sus victimarios”. En todo caso, recordó, “hay un fondo de garantías para todas las víctimas del terrorismo, y ninguna víctima debe renunciar a la indemnización”.
El caso de una familia francesa de religión musulmana muestra hasta dónde puede llegar la ignominia de ciertos países ante el terrorismo. Zakia Bonnet, su esposo y su hijo de 15 años fueron ametrallados por terroristas en una carretera no lejos de Medina, en Arabia Saudita. Los tres iban en peregrinación hacia La Meca. El esposo murió en el acto pero el hijo, quien recibió cuatro balas, duró agonizando seis horas. En un hospital nadie quiso atenderlo y murió ante los ojos impotentes de su madre. La respuesta de Riad fue que ella tenía 36 horas para salir del país. Pues oficialmente, en Arabia Saudita no hay terroristas, ni atentados. Su testimonio estremeció al auditorio.
El último día de congreso hubo tres discursos de clausura. El primero estuvo a cargo de Carlos Dívar Blanco, presidente del Tribunal Supremo español. El segundo le correspondió al ex ministro francés y Defensor de Derechos, Dominique Baudis.  El tercero fue el de François Zimeray, embajador francés para los Derechos Humanos. Sin olvidar un acto muy simbólico en el que 16 otras víctimas leyeron, cada una, un párrafo  del Manifiesto de las Víctimas del Terrorismo, en quince lenguas diferentes. Uno de esos párrafos fue leído por el teniente Malagón, ex rehén de las Farc rescatado por la Operación Jaque, el 2 de julio de 2008.
El balance del congreso es impresionante: 450 personas acudieron a París para escuchar victimas de 35 países. Los testimonios (1) giraron alrededor de 27 atentados terroristas cometidos en el mundo, entre 1956 y 2011.
Cuando los discursos y los relatos cesaron, quedó entre todos flotando la confianza o, incluso, la certidumbre, de que el congreso había culminado en un espléndido consenso, pues ciertos conceptos muy precisos habitaron casi todas las intervenciones. Esas convicciones fueron ejemplarmente resumidas por el jurista Carlos Dívar Blanco en su discurso final. Un resumen apretado de sus ideas podría ser este: “El terrorismo es un mal, es intrínsecamente perverso. Hay que combatirlo hasta erradicarlo totalmente.  Toda alianza hacia o con el terrorismo es mala en todo sentido.  No puede haber un Estado de Derecho, una civilización jurídica, si no hay estructuras eficaces que combatan y condenen el terrorismo. Esa lucha debe estar fundada siempre sobre principios morales, universales y éticos.
“Justicia quiere decir darle a cada uno lo suyo. Al terrorista la sanción: el tiene que estar en su sitio, en la cárcel, para que la sociedad sea protegida. En cambio, a las víctimas hay que ofrecerles justicia, es decir reconocimiento y sostén moral y material. Las víctimas deben ser puestas en el corazón de todos los miembros de la sociedad. Sólo una sociedad regida por valores humanos, y no sólo por intereses, es capaz de decir la verdad y de luchar eficazmente contra el terrorismo. La unidad de las víctimas es indispensable.
“Todas las sociedades están ante una responsabilidad moral y jurídica: no olvidar a las víctimas del terrorismo. La lucha de años de esas personas contra el terror, contra las secuelas del terror,  contra la radicalización que lleva hacia el terror, es una bendición para las sociedades, las cuales están expuestas, hoy más que nunca, a la barbarie y a la atrocidad de los terroristas. No podemos admitir pues que los delincuentes, los verdugos, no sean castigados, ni que alcancen la impunidad, de hecho o de derecho. Permitir eso es incurrir en una contradicción jurídica, metafísica, en un error que niega al ser humano.”

1985


Por José Obdulio Gaviria
Septiembre 22 de 2011
¡Sí! 1985 fue año ominoso para Colombia. El Estado hacía agua. Los carteles de la droga vivían su esplendor criminal. Como demonios exterminadores, asesinaban a quien los enfrentara, en particular si eran jueces, policías o periodistas. Además, M-19, Farc y Eln -que abandonaron las cárceles por iniciativa gubernamental-, en lugar de un compromiso de paz serio, utilizaron la apertura política de Belisario para ganar nuevas posiciones de fuerza.
¡Sí! 1985 fue año abominable para Colombia. La Unión Patriótica, que ingenuamente llegamos a considerar como la vía para que el Partido Comunista se zafara de su vieja política de la combinación de urnas y armas y pudiera desmovilizar a las Farc, fue, al contrario, la paganini en la oprobiosa guerra de la coca que libraron las Farc y el cartel de Medellín.
¡Sí! 1985 fue año azaroso para Colombia. La alianza para luchar contra la extradición de colombianos sellada por el cartel y el M-19 -aduciendo coincidencias nacionalistas- produjo el hecho más luctuoso de todos: la destrucción del Palacio de Justicia y la masacre de la Corte.
¡Sí! 1985 fue año vitando para Colombia. Hasta la naturaleza nos castigó con Armero.
Estas tragedias se incubaron desde 1984, cuando el cartel ordenó exterminar a quienes apoyaran la extradición. El 30 de abril sacrificaron al ministro de Justicia, Rodrigo Lara, y el primero de mayo amanecimos en Estado de Sitio. Aplicando el artículo 121 de la Constitución del 86, el Ejecutivo trasladó facultades de juzgamiento de civiles a la Justicia Penal Militar. Un decreto con fuerza de ley liberó a los inermes, vulnerables y amedrentados jueces ordinarios del conocimiento de ciertos delitos y pasó la competencia a la Justicia Penal Militar. ¿Cuáles delitos? Narcotráfico y porte ilegal de armas.
El decreto 1.058 del 84 puso en cintura a los engreídos y amenazantes narcos y guerrilleros. Los comandantes de Brigada no se achicopalaban con las amenazas ni se dejaban seducir con sobornos. Muchas figuras de la mafia y de la guerrilla no salían de su asombro al verse en cárceles que nunca creyeron tener que visitar, porque los comandantes de Brigada, en condición de jueces, y con procedimientos sumarios, los condenaron. Todos los condenados, sean ellos políticos de izquierda o de derecha, están hoy, y para siempre, inhabilitados para ser elegidos al Congreso o a la Alcaldía de Bogotá.
Mockus y Petro en un marcha política en Bogotá
Gustavo Petro es uno de ellos. Él lo niega y recurre a la desmesura argumentativa: “La extrema derecha teme que yo gane (…) son enemigos de la Constitución del 91″. Después entra en materia procesal y exclama: ¡cómo que inhabilitado si ya estuve 15 años en el Congreso! ¡Bueno! También ocurrió con el senador Escrucería y con el concejal embolador, quienes ocultaron sus antecedentes y fueron elegidos. Bastó que alguien hiciera conocer esa inhabilidad ante la justicia para que les decretaran pérdida de investidura. Igual habrá de suceder con Petro, siempre y cuando no impere un designio prevaricador en aquellos a quienes compete decidir.
Dice Petro que no fue condenado sino sancionado (¿? ¡caray!); que el arma de defensa personal no era delito y que contra él dictaron una resolución y no una condena. ¡Falso! En 1985 el porte de armas estaba tipificado en el decreto 100 de 1980, título Delitos contra la seguridad pública, capítulo Delitos de peligro común, artículo 201.
¿Imaginan ustedes si esta misma circunstancia que narramos -pruebas en mano- la viviera un uribista condenado por narcotráfico o porte de armas?
Él alega que fue amnistiado. ¡Efectivamente! En 1990, el Tribunal Superior de Bogotá le revocó una resolución de acusación por los crímenes del Palacio de Justicia. Pero es que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa.
NOTA:
Gustavo Petro Urrego fue condenado y pagó la pena por porte ilegal de armas entre 1985 y 1987.
La ley de indulto que luego se le concedió como autor intelectual del asalto al Palacio de justicia es la Ley 77 de 1989, es decir fue promulgada dos años después de que Petro pagó la pena por el delito por el cual fue condenado y nunca amnistiado. Los delitos de Petro como autor intelectual de lo sucedido en el Palacio de Justicia le fueron perdonados en 1990.

LA JUSTICIA EN COLOMBIA ESTÁ EN UN IMPASSE


Por Eduardo Mackenzie
Septiembre 22 de 2011
La justicia en Colombia está en un impasse. Ninguno de sus problemas graves se resolverá realmente hasta que los magistrados del Tribunal Superior de Bogotá absuelvan, con todas las de la ley, al Coronel Alfonso Plazas Vega.
El TSB lo debe declarar inocente pues al hacerlo le dará de nuevo vida, y un impulso considerable, al debido proceso en Colombia, el cual ha sido pisoteado y abolido de hecho por el mal ejemplo que se desprende de ese proceso-montaje.
Con su absolución, el TSB podrá destapar los horrores que cometieron la fiscal Buitrago y la juez Jara. Esos horrores, si el sistema judicial no los repudia con franqueza y con entereza de carácter, abordando no un punto o dos del mismo sino todos los que constituyeron ese engendro, seguirán alentando a otros operadores venales a seguir en eso. Toda la justicia terminará devorada por esos demonios. Pues ese proceso es un modelo que quiere penetrar todo el cuerpo judicial colombiano. Es un cáncer que amenaza todo el edificio.
En el proceso del coronel Plazas no sólo hubo un ataque ilegal contra la dignidad de un hombre inocente, héroe de Colombia, que no ha cometido delito alguno. Hubo también un ataque frontal contra las Fuerzas Armadas y contra la tradicional juridicidad colombiana, de la cual millones de colombianos vivíamos orgullosos.
En ese proceso no sólo hubo dos falsos testimonios acusadores (T. Sáenz y R. Gamez), sino que un tercer actor, que fue mostrado como el principal testigo de cargo (E. Villamizar), resultó ser inexistente: un impostor sin nombre substituyó la palabra y la presencia de un hombre real y todo bajo la complicidad de la fiscal. Y algo más: un ex secuestrador del M-19 (R. Guarín) orientaba a su antojo la investigación y alimentaba a la prensa con falsas noticias.
Angela María Buitrago
Peor: en ese proceso ocurrió algo mucho más insólito, que produce escalofríos a quien lo descubre por primera vez: 27 cadáveres fueron refundidos, escondidos, escamoteados en circuitos laberínticos de tres instituciones nacionales, durante 25 años, con la venia de la Fiscalía, para que un triste “colectivo de abogados” pudiera fabricar la leyenda de los “11 desaparecidos del Palacio de Justicia”, en desprecio total de la verdad procesal y burlándose miserablemente, durante todo ese tiempo, hasta hoy, de las familias de esas víctimas del terrorismo del M-19. Pues había que fabricar esa grotesca leyenda para poder inculpar al coronel Plazas, al general Arias Cabrales y a nueve militares más.
¿Cómo Colombia podrá seguir su camino sin un restablecimiento pleno de la verdad y de la justicia? ¿Sin que la mancha que deja esa farsa procesal, digna de las peores dictaduras, sea lavada? ¿Qué respeto podrán tener los colombianos de la justicia si ésta se agacha y, por cobardía ante los violentos que montaron y sostienen ese complot, deja que éste, mediante una sentencia inicua, haga tránsito a cosa juzgada?
¿Cómo Colombia puede seguir creyendo que es una nación libre si el poder judicial, una parte de la clase política y los medios de información más prestigiosos, se dejan imponer semejantes manipulaciones?
Hay que saludar el enorme servicio que el Coronel Plazas le sigue prestando al país. A pesar de estar detenido, y bajo una presión psicológica bestial, el no ha dejado un minuto de luchar y de resistir contra la arbitrariedad. Gracias a él, a su examen crítico constante del expediente, a los excelentes libros que ha escrito sobre el tema, y gracias a su abogado Jaime Granados, y a un puñado de periodistas independientes, dentro del cual se destaca Ricardo Puentes Melo, la verdad ha salido a flote. Gracias a ellos ahora conocemos muchos detalles de cómo fue lanzado y estabilizado ese montaje. Hoy está al alcance del público conocer la relojería más íntima de esa farsa judicial. El país quiere ir más lejos y conocer cada uno de los engranajes de ese asunto y lo sabrá un día. Cuando los intrigantes escogieron al coronel Plazas para cobrarle su combate por la democracia no sabían que el terminaría desnudándolos y mostrando las sofisticadas técnicas que ellos usan para intoxicar a la opinión y a los gobiernos. ¿Por eso fue que trataron de callarlo definitivamente cuando la juez Jara lo sacó violentamente de un hospital para inyectarle una substancia misteriosa y enviarlo ilegalmente a La Picota?
El ministro de Justicia Juan Carlos Esguerra debería enterarse de estas cosas y tomar cartas en el asunto. El no puede darle la espalda a lo que ha pasado y a lo que está pasando.
Colombia no puede seguir viviendo en la mentira. No puede seguir creyendo las falsas explicaciones. ¿Qué sabemos de la masacre de las bananeras de 1928, del 9 de abril de 1948, de la terrible explosión de Cali en 1956, del asesinato de José Raquel Mercado en 1976, del asalto y destrucción del palacio de justicia en 1985? Muy poco o nada. Pues ante esos terribles eventos, ante la falta de investigaciones eficientes, siempre la patraña logró imponerse sobre la verdad, siempre una mistificación inventada por la minoría asesina, trató de robarle al país la verdad.
¿No dijeron acaso que la masacre de las bananeras había sido el Gobierno, que el 9 de abril fue el Gobierno (y el “imperialismo”), que a José Raquel Mercado lo asesinó “el pueblo” pues no se “pronunció” para que sus verdugos lo perdonaran? ¿No dijeron que el culpable del palacio de justicia fue el Gobierno por haberle “incumplido” al M-19? Y seguimos en eso.
O seguíamos, pues gracias al proceso del Coronel Plazas y a la tenacidad de unos pocos, es decir a una sociedad civil que se cansó de tragar embustes, la falacia que el terrorismo inventó para culpar al Gobierno y vengarse de los militares y para evitarle la cárcel a los autores intelectuales de ese abrumador golpe a la democracia, se ha venido al suelo.
Fue muy reveladora la reacción de Alfredo Molano ante la carta firmada por 30 personalidades que preguntan por qué el coronel Plazas sigue en prisión. Con su vulgaridad habitual, Molano dijo que “los cacaos” querían impresionar a la justicia. ¿Los “cacaos”? ¿Sabe el lector qué es eso? En el lenguaje de los leninistas, “cacao” quiere decir “enemigo del pueblo”, es decir gente fusilable en cualquier momento y sin pretexto. Esa es la visión y ese es el lenguaje cifrado que utilizan algunos, veinte años después del fin de la guerra fría, para tratar a sus “enemigos de clase”.

viernes, 23 de septiembre de 2011

CARTAS -DICAS - SECCION DE LENIN ILICH

-No estoy interesado en un contacto vía blog. Lo que yo quiero mismo es ver tus ojos y coger tus manos, caro Lenin ilich. No estoy buscando una relación complicada. Me interesan tus manos, tu pelo y no se que más. Siento mucho aceptar, que eres una ilusión para mi. Qué vas a hacer el próximo 30 de septiembre a las 18 horas ? Nada ? Entonces pasaré por la sede del Pasca en Engativa para recogerte. Tendré un inmenso placer en beber un guisqui contigo en el bar de los Tres Amigos., Adelaida, Bogota.
-E.P.,Lenin Pero yo si estoy de acuerdo con ese contacto vía blog. Mis ojos son miopes y mis manos están carcomidas por la artritis. El resto de mi está a la altura, principalmente: " el no se que más," que en estos días de lluvia se pone pequeño y más blando. Yo soy una ilusión. Tu eres una ilusión. Además, el 30 de septiembre cae en un viernes, día que recogo los niños del colegio y a las 8 de la noche estaré viendo la tele con mi amantísima esposa. Esta es la dura realidad. "vade retro" Satanás.
-Narra un lector que Wilhem Reich murió acometido de una dolencia rarísima que solo ocurre con voyeurs y gente que tiene los huevos en la cabeza: Un orgasmo ocular. El estaba teniendo relaciones sexuales normales con una mujer de costumbres fáciles, cuando al alcanzar el paroxismo del placer, sintió una goma espesa que salió por sus vías lacrimales. Ciego momentáneamente abrió la puerta de su carro y fue atropellado por 89 personas que huían de la onda de violencia que barría la ciudad de Berlín, en la época trágica del tercer Reich alemán.
- Cualquier lector familiarizado con el Pasca ya aprendió: cuando no se entiende nada, por lo profundo del tema, la dica es de Lenin ilich. Cuando prima por su irreverencia espontánea, explotando su sentido del humor, auténtico y desconcertante, sin perjuicio de la seriedad, aún cuando el tema sea serio, es de Edelsio. Cuando el tema es inspirado en el machismo femenino, es de Marly Tavares que, a propósito, no se ha manifestado hace tiempo. Cuando se tratan temas ligeros, los llamados son Anselmo y Augusto Carlos. Para temas con tintes políticos y defensa del ejército de Colombia, nos parece  que es Ricardo.
-Quiero darles una sugestión: Por qué no publican un libro con todas las dicas, cartas, picles, etc de El Pasquin? Considero que tienen un valor histórico. Sus temas son picantes y atrayentes, con dibujos y fotos de nuestro acontecer, Norberto, Bogotá,
-E.P. Estás por dentro de la jugada. Vamos a pensarlo.
-Soy venezolano y moro en Bogotá desde hace dos años. Van unas tergiversaciones: 1.- Por qué hay tanta merda en las calzadas de la Zona Centro? Se que ustedes gustan del cocó, pero eso es demasiado. 2.- Por qué los estudiantes de la U. Nacional y de planteles públicos son tan arrogantes y violentos? Esa izquierda  no cambia, parece la misma que se manifestaba en los tiempos del triunfo de la revolución cubana.- 3.-Por qué nadie lee libros? y por qué  el nivel de la televisión es tan pobre?  Estoy realmente impresionado., J. Rodríguez, Bogotá.
-Estoy realmente triste y preocupado por el reciente  bajo nivel de E.P. No voy a soportarlo mucho tiempo. No da más para engullir el enfrentamiento entre los intelectuales del Pasca, la pelea idiota de Lenin y Edelsio. Con eso del octubre de sangre y la Rosa en el rabo. Los lectores no merecen ese trato, ni los palos que ustedes injustamente dirigen hacia la izquierda popular. Se que esta carta no será publicada. Luciano, Lima, Peru.
-E.P.Acepta la dialéctica del cuerpo. Pon una Rosa en el rabo y conciéntizate. No usurpamos los terrenos del Edelsio, pero nos parece es la única solución para tu caso. Apuesto 100 platas que continuarás en el blog.
-El Pasquín debería sacar una revista de desnudos, de mujer claro está, Y propongo un nombre:" Salario Mínimo", Celsio, Barranca.
-E.P. Pueden seguir mandando sus palpites. Puede ser. Se nos ocurre un Slogan: "Salario mínimo trae lo que otras revistas no traen" o lo que las otras revistas no traen, Salario Mínimo lo  trae.  Aguarden.

jueves, 22 de septiembre de 2011

CARTAS-PICLES-DICAS

-..............Yo no quería machucarla, pero los tecnócratas dijeron que sin un tratamiento de choque no habría milagro. Espero que por eso no me quieran mal, Mayor Pérez, Sincelejo.
-E.P. Las aguas pasadas ya no vuelven más. El Pasca te perdona, pero no vuelva a hacerlo de nuevo, por favor. Un beso de amnistía para ti.
-Carísimo Edelsio: Quiero felicitarlo por el tratamiento dado al famigerado Lenin Ilich. Él está todo el tiempo escribiendo, en la sección de cartas. Yo opino debe quedarse en las Dicas. En ese intercambio epistolar, llevaste la mejor parte, Rubén, Medellín.
-E.P.Ed. Acuérdate de Acapulco, de aquellas noches, Ruben del alma. Gracias por ser tan considerado. El Ilich  está jodido, pobrecito, Estamos en la víspera del octubre de sangre que nos prometió. Hasta es posible que este blog sea aprehendido por las autoridades y que seamos asesinados, dando inicio así al derramamiento de sangre, aquí en Engativa, mi pueblo, tal como ocurrió en la revolución de octubre en  Rusia. Espérame en el cielo, mi caro Rubén.
-Cuando vengas de compras,/ una tarde de estas,/ yo estaré pronto/ para una sesión de amor,/ yo estaré afuera de mi chacra,/ tomando una cerveza con los amigos,/ hasta quien sabe, con una mujer,/ yo estaré afuera,./ Augusto Carlos, Choachí.
-E.P. Tranquilízate, Anselmo irá de compras,/ pronto, una tarde de estas,/ él estará firme, allí en Choachí,/ en una tarde amena,/ como lo eres tu, un hombre ameno./
-Me parece que alguien debía saber y como los tengo en gran aprecio, les escribo acerca delas manifestaciones estudiantiles en Bogotá. Son unos bandidos que no merecen lo que reciben gratuitamente de los contribuyentes. Y que no digan lo de siempre: que se produjo una infiltración terrorista de las Farc y el Eln. Son estudiantes simpatizantes de ellos y mucho idiota útil.  Soy un estudiante de la U. Nacional, me da verguenza decirlo, un abrazo, Luis Antonio, Bogotá.
-E.P. Mientras tanto, los pobres de mi pueblo, algunos escasamente saben leer, pero si que se enteran y no comprenden las salvajadas  de esos delincuentes. Tienen bastante con preocuparse en  como conseguir para el mercado, del estudio de sus hijos y de cuidar su empleo. Ellos no conocen de auxilios del Estado y  soportan, con incredulidad y paciencia,  la corrupción y el dinero que se han robado los del Polo Democrático en Bogotá, el deterioro de las  vías públicas, los impuestos, etc.
-La campaña de respeto que el Edelsio tiene para con los gueis y lésbicas es sensacional. Nosotros, minorías heterosexuales, lo  tenemos en gran aprecio.  Eres  uno de los nuestros. Ha habido momentos que muero de la risa al leer su blog, su sección de cartas, momentos de brillante periodismo y de creatividad desconcertante, Nilson, Maracaibo.
-E.P.Ed. Es verdad, pero no soy nada comparado con el gran  Cervantes y las cuentas bancarias de Guillermo Sarmiento Angulo. En cuanto al homosexualismo masculino y femenino, cambié de opinión. Estoy enteramente a favor. Vamos a incentivarlo. Haremos bromas, conseguiremos más adeptos al blog. En Maracaibo solo tenemos 3 lectores. Nos vamos a meter con más ahinco en la campaña de la dialéctica del cuerpo propuesta por nosotros: una rosa en el rabo.
-He notado un cierto grado de desespero en sus respuestas. Me gustan mucho sus comentarios. Hasta tengo  ganas de enviarle una mamadera para que chupe, Mauro, desde La Arenosa.
-E.P.Ed. En una revista que nos llegó de Curramba, entre las muchas fotos de Barranquilla y su carnaval, encontramos una prostituta ya vieja, en actividad en la zona Rosa. Sí, ella misma, la madrecita de Mauro. Vean ustedes cómo esta colunna es pintoresca y  vibrante, burlándose de la Comedia Humana. En que otra sección de cartas de otro periódico encontrarían ustedes al hijo de esta desgraciada mujer escribiendo como si todo fuera normal y aceptado por la iglesia y la Sociedad.
-DICAS: El automóvil está atropellando nuestra Economía.
               Poner dinero en el Banco es discriminatorio con los ladrones.
               La mujer casada, mal amada, es mejor que esté sola que mal acompañada.
               Joven prodigio tiene eyaculación precoz ?
               Un hombre bien abastecido es el que nunca dice basta.

               

lunes, 19 de septiembre de 2011

LEÓN VALENCIA, EL SECUESTRADOR HUMANITARIO


Por Ricardo Puentes Melo
Septiembre 10 de 2011
Uno no termina de sorprenderse. No solo tenemos de presidente al precursor del despeje a favor de las FARC y buscador fervoroso de una negociación de paz con sus conocidos guerrilleros del ELN; sino que sufrimos un ministro -Vargas Lleras- acusado por un mafioso de haber recibido dinero de narcos para su campaña política, amén de gozar de una avioneta del hampa puesta a su disposición para lo que se le pudiera ofrecer.
Para colmo, los colombianos presenciamos inermes y estupefactos como los dos anteriores contrataron a un secuestrador, un terrorista del ELN, para realizar estudios y dictaminar sobre la moral y la decencia de los candidatos a las próximas elecciones.
Se trata de León Valencia, director de la Corporación Nuevo Arco Iris, una ONG de guerrilleros amnistiados y/o indultados (con algunos investigados por paramilitarismo) que se ha convertido en una de las mayores entidades contratistas asesoras del gobierno, con ingresos de miles de millones de pesos que, por supuesto, salen de nuestros bolsillos.
Es decir, esta ONG está usufructuando a los colombianos ya no como lo hacían sus miembros antes, bajo el nombre de ELN, una guerrilla marxista-leninista-maoista, sino bajo el nombre de “Corporación Nuevo Arco Iris”; nos sacan millones de nuestros bolsillos ya no como secuestradores, extorsionistas y asesinos, sino en jugosísimos contratos de asesorías, como ya lo mencionamos. Un negocio más rentable y menos riesgoso que los secuestros.
Es cosa de locos. Un ministro acusado de nexos con mafiosos y famoso por sus cacerías de patos en compañía de Mancuso, contrata a un secuestrador, a un asesino terrorista, para que haga juicios sobre la moral y la ética de los candidatos a las próximas elecciones.,
Es de suponer que todos ya saben que León Valencia, el director de la Corporación Arco Iris, y columnista habitual de El Tiempo y Semana, es un secuestrador y asesino que perteneció a la guerrilla del ELN. Y es de suponer que también todos sabemos que Valencia se precia de sus crímenes, como si estos fueran trofeos dignos de exposición para su ONG.
Es que León Valencia ha sido defensor de la tesis escalofriante de que las demás personas (excluyéndolo a él, claro) son susceptibles de ser asesinadas o secuestradas si el crimen se hace en aras de una ideología (la suya, claro).
De izq. a dere: Magistrado Iván Velásquez, León Valencia -alias "Gonzalo", la columnista Natalia Springer, la analista política Claudia López, y el congresista Iván Cepeda, hijo del tenebroso Manuel Cepeda
Fiel a esto, siendo jefe de finanzas de la guerrilla del ELN, el comandante “Gonzalo” –que era su alias en el monte- ordenó muchísimos secuestros y asesinatos, macabra función que desempeñaba como miembro del Estado Mayor del Frente de Guerra Norte del ELN, según lo denunció en días pasados el Sr. Rafael Enrique Simanca Bello, alias “Gilberto”, compañero y subalterno de nuestro secuestrador humanitario.
Según “Gilberto”, León Valencia era el encargado de trazar los planes, “entre ellos secuestrar y hacer cumplir la cuota económica de cada frente”.
La vocación financista de León Valencia parte de ahí. A sus manos llegaba el dinero de todas las extorsiones y secuestros de los Frentes del ELN bajo su mando. Junto al cura Manuel Pérez, Nicolás Rodríguez Bautista, Antonio García, y Pablo Beltran, conformaron esta empresa criminal que transformó una de sus alas en la exitosa asesoría que conocemos.
Es la misma vocación financista, pero de dinero fácil y mal habido, que ha llevado al “analista político” León Valencia a exigirle a Álvaro Uribe una indemnización de 1.200 millones de pesos, luego de que el ex presidente le hubiera dicho algunas verdades a través de varios medios de comunicación.
Porque al “analista político” León Valencia, poco le interesa cómo obtiene el dinero. Le dio lo mismo si era de secuestros y extorsiones, o a través de fallos judiciales, valiéndose de sus amigos magistrados y con la debida publicidad de otros “analistas políticos” que inflan el ego del comandante “Gonzalo” en sus columnas de opinión y programas de radio y televisión.
León Valencia, nuestro secuestrados humanitario, nuestro analista político, asegura que sus crímenes pueden explicarse porque  “en mi escala de valores, en donde lo más importante era la democracia, la justicia y la igualdad social, por debajo estaba la vida”. (Entrevista concedida a estudiantes de la Universidad del Rosario)
¡Curiosa escala de valores…! Y curiosa defensa de la justicia hace este hampón secuestrando, extorsionando y asesinando colombianos de bien. ¡Dios nos libre de caer en sus manos..!
Muchas más cosas aterradoras cuenta alias “Gilberto” acerca de su comandante “Gonzalo” en esa denuncia que realizó ante el Fiscal de la Unidad de Justicia y Paz, pero nos quedamos con un específico delito de secuestro en septiembre de 1992 sobre el inerme ciudadano colombiano, Calixto Benavides Vásquez, una de las últimas víctimas de León Valencia quien se desmovilizaría meses después de cobrar el rescate.
Nuestra pregunta es ¿existiendo esta denuncia específica, libre de retóricas incomprobables, sobre la participación de León Valencia en el secuestro del Sr. Calixto Benavides, por qué sigue libre este bandido..? ¿Por qué el gobierno de Juan Manuel Santos, por intermedio de Germán Vargas Lleras, premia este crimen de lesa humanidad dándole contratos de cifras fabulosas al secuestrador..?
¿Quién nos protegerá de la escala de valores de León Valencia, a quien nada le interesa la vida e integridad de los demás si esto es lo que necesita para conseguir sus ideales?
¿Quién nos protegerá de este gobierno y esta justicia que no cumple su deber constitucional de investigar, perseguir y castigar a los secuestradores..? ¿Nadie les ha dicho que el secuestro es un crimen de lesa humanidad y, por tanto, no indultable? ¿Por qué este gobierno viola de manera tan rampante los compromisos internacionales adquiridos al ratificar tratados como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y otros?
¿Por qué este gobierno, junto a la Fiscalía y las Cortes, siguen tan complacientes con secuestradores como León Valencia y René Guarín, a quienes honran con homenajes y contratos…?
Así que, queridos compatriotas, esa es la clase de individuo que hoy se desempeña como director de la Fundación Arco Iris, entidad que utiliza para señalar con dedo acusador a todos los miembros del equipo de gobierno de Álvaro Uribe, y que funge también como asesor multimillonariamente pagado del gobierno de Juan Manuel Santos.
Es de la misma escuela criminal de Gustavo Petro; ambos aseguran que sus terribles crímenes y violaciones de Derechos Humanos, cometidos antes de los 30 años de edad, son pequeñas “pilatunas” y acciones “idealistas” (léase secuestros, asesinatos, etc) obligadas en aras de la búsqueda de un fin supremo en el cual ni la vida ni la integridad de sus víctimas tuvo jamás la más mínima importancia.
Este par de rufianes –amén de otros- siguen con su inhumana escala de valores. Y mientras uno es contratista consentido del régimen, el otro es aspirante a la Alcaldía de Bogotá, habiendo delegado equipos para conversar con el PSUV y gestionar la entrada del socialismo bolivariano a Colombia y Bogotá.
¡Qué desvergonzados..!
Pero más desvergonzados son quienes con su silencio o anuencia están permitiendo esto.

UN EJERCITO ATÓNITO Y SIN MORAL DE COMBATE

Por fortuna ni  a la policía ni a la Fuerza Aérea la tocan los jueces, mientras que al  ejército y a la Infantería de Marina los tienen enloquecidos. En el DAS, un director inepto permite que toda la inteligencia de ese organismo la conozcan en la revista Semana y un cierto gobierno amigo. Qué falta de decoro y dignidad del actual director, cómo es que se roban la inteligencia de ese organismo? Por qué no renuncia?, o mejor, por qué JMS no se la pide? Y por qué este JMS no se calla? En Corea, o japón, no lo se bien, donde celebró el cumpleaños de su hijo con más de 40 invitados colombianos, nos dijo que las Farc están acorraladas en lo más profundo de la selva. Los hechos nos demuestran lo contrario: 8 uniformados heridos en la frontera con Venezuela, bus-bomba en la vía Ataco-Planadas, en Tame y Arauca un soldado y un policía muertos, 3 oficiales heridos en Norte de Santander, petardo en la Línea, Cajamarca, 3 torres de energía voladas en Antioquia, un secuestro de lancheros negros en el Pacífico nariñense, combates en  Caloto,  Cauca, etc. Todo en este fin de semana. Y adicionalmente,  una guerra jurídica que  se ensaña contra nuestro ejército. Veamos unos casos:
-Mayor Ordoñez: Este oficial recibe información de la presencia de hombres armados  en Calibío, despacha a sus hombres en un camión, llegan y encuentran a hombres armados con los que se enfrentan en la noche, como resultado 4 bandidos muertos. El Mayor llama a la fiscalía y le informa del combate. El CTI de la fiscalía llega en la mañana siguiente a hacer el levantamiento de los cadáveres. Se hace la investigación y por una "desproporción en el uso de la fuerza" son condenados a 46 años, el mayor que no estuvo en el combate, sus hombres y 40 años al chofer del camión, un civil.
-General Uscátegui: Aún cuando no tenía jurisdicción sobre el pueblo de Mapiripán, al sur-este del Meta, donde fue masacrada población civil,  en una zona de influencia de las farc, por paramilitares, un teniente coronel Hernán Orozco, Mayor en la fecha de los asesinatos, con su testimonio condena al General. Este Teniente Coronel, hoy refugiado en el Canada, en un video que conoce la fiscalía y la Defensa del General, se retracta, reconoce que recibió dinero del Colectivo comunista Alvear Restrepo para que declarara en contra del General, que las pruebas fueron manipuladas para comprometer de manera fraudulenta al General,  el cual en otro video,  se lo observa llorando. Este General fue condenado a 40 años, una cadena perpetua para él, por su edad. La manipulación  fue hecha por el abogado Luis Guillermo Pérez del Colectivo y Secretario de la Federación Internacional de Derechos Humanos. Esto lo  demostró la abogada del militar, Doctora Tania Parra,  quien, además, lo sustentó,  en vivo y en directo,  en el Canal Capital de Bogotá.
-General(r) Fabio Velasco y la tripulación de las Farc, caso de Santo Domingo en Tame, Arauca: Todos en la cárcel, condenados a 25 años, por la muerte de guerrilleros de las Farc  bombardeados en un sitio situado a 500 metros de la población, donde  un camión con explosivos de las Farc explota y  mata a civiles. Los condenan con base en el testimonio de de un médico que hace el levantamiento de los cadáveres en el pueblo y que despues de la condena de los militares, fue detenido por sus nexos evidentes con las Farc. El alcance de las bombas usadas por la FAC es de máximo 250 metros. Están en la cárcel por la declaración de un miembro de las Farc.
-General Arias Cabrales: Responsable del operativo en el Palacio de Justicia en 1986. Lo condenan a 40 años por una extraña teoría de un tal Klaus Roxin, que sirvió para responsabilizar a los criminales de las SS alemanes en la 2a guerra mundial, por los 300 mil gueis, 600 mil gitanos, 6 millones de judíos, 1.5 millones de soviéticos, 70 mil cristianos, testigos de Jehova y otros., asesinados en campos de concentración.  Esa teoría la trasplantó la juez Jara y la fiscal Angela Buitrago a nuestro medio, por los hechos del Palacio. Ni una sola palabra para recordar que fueron los asesinos del M-19 los que mataron a sangre fría, en el cuarto piso, a lo mejor de la Justicia de entonces, esos sí verdaderos y decentes juristas.
-Mayor LLorente, La Gabarra, Norte de Santander: Preso en la Picota por unos hechos en el Catatumbo, le ofrecen dinero y sacar a su familia a Francia y luego él con pena cumplida y beneficios jurídicos la podría acompañar. Tenía que denunciar a otros militares con un libreto que ellos le entregaban. Le incumplen y se retracta.
-Teniente Páez: Acusado por un Teniente Flórez de la muerte de un campesino que se supo pertenecía al frente Rangel Gómez de las Farc, denunciado tambien por la esposa de este humilde campesino, que tambien se supo pertenecía a ese frente. La organización campesina del Valle del Río Cimitarra, ong reconocida, premio nacional de paz del 2010 y la fiscalía le entregan a la esposa del Teniente Flórez 6 millones de pesos, con el compromiso que el Teniente transmitiera a la fiscalía lo dicho en un borrador,  para  que involucre  a sus superiores y al Teniente Paez, expecíficamente. Además, le ofrecen un abogado de la ACVC. Se retracta y sigue detenido en la instalación militar PM-13. Es un caso dramático, porque él no recibe salarios mientras esté detenido, no tiene otro ingreso, eso lo saben bien esos colectivos de abogados mamertos y las ongs.
-Y son así numerosos los casos. Será posible que en un futuro cercano se haga un juicio a esos fiscales y jueces venales, y  que al fin tengamos una justicia justa y limpia? Que se hagan investigaciones serias, que alejemos de la justicia a esas sí"manos negras",  onegeros y colectivos que se lucran con los dineros del Estado y que a nuestros hombres del ejército se les devuelva su honor ?

domingo, 18 de septiembre de 2011

¿POR QUÉ EL CORONEL PLAZAS VEGA AÚN NO ESTÁ LIBRE?


Carta Abierta al Tribunal Superior de Bogotá

La siguiente es una Carta abierta al Tribunal Superior de Bogotá, entidad judicial colombiana que se encargará de decidir si confirma la sentencia de 30 años de cárcel para el coronel Plazas -condena ordenada por la juez María Stella Jara-, o si le concede la libertad al coronel, como el hombre inocente que es.
Esta carta no tiene antecedentes en la Historia de Colombia. Vemos a los más destacados personajes del país exigiéndole a la Justicia Colombiana que respete la Constitución y la Ley, que respete los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, porque todo eso se ha violado para conseguir la injusta prisión de Plazas Vega.
Hubo muchísimos más firmantes, pero por razones de espacio solamente se publicaron algunos. Quedaron otros por fuera.  Más de medio  millón de personas hubiéramos querido rubricar esta carta -incluido este servidor- pero nos sentimos muy bien representados por quienes sí lo hicieron.
Esta es la Carta Abierta publicada hoy en un diario de circulación nacional:
Facsimil de la página publicada en El Tiempo sept. 11 de 2011

¡NO HAY DERECHO!


Por Rafael Gómez Martínez
Septiembre 16 de 2011
La marcha estudiantil convocada por Fecode y las universidades públicas del 7 de septiembre en nivel nacional no pudo ser más dramática, caótica y llena de vandalismo, en todo el término de la palabra.
Por pura casualidad, el 8 de septiembre, tuve que ir a un desayuno en el centro de Bogotá. Hacia las 7.00 a.m. el espectáculo ofrecido no pudo ser más desolador. La Plaza de Bolívar parecía una imagen posterior a la batalla de Verdún.
¿Quién les va a pagar a los comerciantes los destrozos de la marcha? ¿Por qué nos maltratan de esa manera? ¿Qué mal les hemos hecho a las universidades públicas? ¿A Fecode? ¿A los maestros? ¿A los “capuchos”? ¿Cómo es posible que exista tanto “capucho” desadaptado? ¿Por qué los bogotanos tenemos que “mamarnos” el trancón, el malestar, los destrozos de los “capuchos” cada vez que van al centro los sindicatos de izquierda? ¿Las universidades públicas estarían dispuestas a pagar los destrozos causados por sus “muchachos”? ¿Fecode? ¿Los maestros? ¿Los sindicatos de izquierda?
Se calculan en más de $ 200.000.000 las pérdidas ocasionadas por la marcha estudiantil. ¿Quién asumirá esas pérdidas?
¡No hay derecho! a que unos grupúsculos de anarquistas y de extrema izquierda tengan dominados a sus anchas la educación pública en todo el país. Si esos son los estudiantes, si esos son los maestros: ¡qué vergüenza me da!
¿Esta es la clase de maestros y estudiantes que necesitamos?
¡Debería darles vergüenza! A los de Fecode, a los “muchachos”, a los maestros y a los rectores de las universidades públicas. Al Ministerio de Educación. A Clarita y a Angelino. No hay que olvidar que las universidades públicas se mantienen con vida gracias a nuestros impuestos. Entonces: ¿por qué no son más conscientes de su responsabilidad ante la sociedad? Responsabilidad social y económica. ¿Por qué ningún senador, representante y/o concejal por Bogotá “se da la pela” y hace meter en cintura a estas instituciones? ¿Por qué no se da un profundo debate público sobre este tema? ¿Quién solicita una rendición de cuentas a las universidades públicas, por ejemplo?
Si existe una sola razón para modificar el concepto de la autonomía universitaria es, precisamente, este que se presenta: a lo único que ha conducido es que estos grupúsculos de anarquistas y de extrema  izquierda, ¿con la anuencia de Fecode y con la permisividad de los mismos rectores de las universidades públicas?, tengan prisioneros a unos estudiantes que de verdad sí quieren aprovechar las oportunidades que brinda la educación pública.
No nos digamos mentiras en este tema. La autonomía universitaria ha conducido al caos tanto administrativo, como pedagógico.
Keynes le dijo a Trotsky: “Este es el momento de pensar con la cabeza y no con los puños”. (Guillermo Maya | 8:36 p.m. | 07 de septiembre del 2011, El Tiempo) ¡No hay derecho!
Puntilla. Con Pinzón y “el Tigre” Navas a la cabeza, sí le creo que se dará el puntillazo final. ¿Por qué no ha renunciado Samuel Moreno?